Ir hacia arriba
Sobre nosotros

Silla de oficina Steelcase Think v2

Hoy vamos a hablaros sobre la silla Steelcase Think v2 (segunda versión del modelo),  del más que conocido fabricante Steelcase.

La silla Think, es un modelo que podríais haber pasado por alto en el extenso catálogo de Steelcase si lo vais buscando son los modelos más caros y exclusivos.

Sin embargo hay dos cosas acerca de la silla Think que no se puede negar: Primero, que es uno de los modelos de este fabricante más logrados estéticamente en lo que se refiere a una silla de oficina moderna de líneas sencillas (con el permiso de la Steelcase Gesture).  Y segundo, que ofrece un altísimo valor en término de ergonomía y funcionalidad por cada euro invertido, como veremos más adelante.

Lo más destacable de esta silla, es su sencillez y facilidad para lograr estar sus ajustes calibrados para el usuario. Si quieres calidad Steelcase al 100%,  pero huyes del exceso de complicación y de los precios estratosféricos, te recomiendo que sigas leyendo. Esta puede ser la silla que estás buscando.

 

¿Qué tipo de silla de oficina es la Steelcase Think?

El modelo Think de Steelcase, se posiciona en término de precios y complejidad, por debajo de los modelos de alta gama, como pueden ser la Steelcase Please v2, Steelcase Leap, etc.

Steelcase Think vista delantera-trasera

Se trata de una silla con respaldo de malla (tipo “mesh”), muy adecuado para el verano. Que  cambio de renunciar a los mecanismos más complejos de sus hermanas mayores, nos ofrece 2 aspectos muy interesante: Primero, un sistema de regulación del respaldo más simplificado que utiliza el peso del usuario como referencia (aunque también ofrece ajustes manuales), y un precio bastante más atractivo y menos elitistas que los modelos alta gama del catálogo.

 

Silla Think, El respaldo el líneas generales.

El respaldo en el Think es único. Tiene una malla gruesa sostenida sobre una armazón tipo “escalera” realizado en plástico flexible. También hay un soporte lumbar incorporado no opcional, una barra deslizante compuesta de plástico y metal, que puede desplazar hacia arriba o hacia abajo para regular el nivel de rigidez que se desea añadir.

Con respecto la impresión que causa el respaldo al usuario, hay que tener en cuenta lo siguiente. Es un respaldo en el que prima la ergonomía y “obligar” al usuario a mantener una buena postura. Eso significa que la primera impresión al sentarse puede ser la de percibirlo como un tanto duro, a cambio de esto te garantiza que no notarás molestias por mala postura después de haber pasado varias horas seguidas en esta silla.

Si lo que buscas en una silla más blanda, y más acolchada, debería mirar las sillas Herman Miller Aeron o la Mirra.

 

El respaldo de la Think v2, puede venir en 2 versiones:

La versión estándard,  con respaldo llamado «3D-Knit» o «3D Mesh» que es la versión normal con respaldo de malla a la vista.

La otra versión, «Fabric»: Se trata del mismo respaldo, pero recubierto de una fina capa de tela, que atenúa la dureza del mismo.  Pero plantea 2 problemas: Rompe la estética limpia y atractiva de la versión de malla pura.  Y además la versión recubierta de tela no ventila tan bien y resulta menos fresca en verano (aun así, es mucho mejor en este aspecto que las sillas totalmente acolchadas.)

 

En los catálogos de Steelcase, habitualmente solo veréis la versión de malla a la vista “3D-Knit”, porque es más estética, y más impactante para “posar” en las fotos.

 

Silla Think – ventilación y confort térmico.

La silla Think, en su versión sin cubierta de tela, es una silla bastante fresca y muy apropiada para climas calurosos. Por ejemplo es perfectamente confortable a nivel de temperatura, trabajando sobre ella en una habitación a unos 27 grados.  Cuando usualmente en una oficia con aire acondicionado rara vez se estará a más de 24-25 grados.

Si hiciéramos un ranking de sillas de más fresca a más calurosa, dentro de modelos de Steelcase podríamos decir:

1º Silla Steelcase Amia Think  (más fresca)

2º Silla Amia (punto medio)

3º y 4ª Steelcase Please y Steelcase Leap  (sillas acolchadas, más calurosas)

 

Silla Think, regulación y mecanismos

El respaldo, está unido a un exclusivo sistema de reclinación.  La silla Think está equipada con un mecanismo de regulación por peso. Como la mayoría de las sillas, obtienes un regulador que te permite elegir la fuerza con la que el respaldo te empuja hacia adelante. La posición óptima de la perilla depende de su masa corporal (los usuarios más pesados ​​necesitan más resistencia, o de lo contrario se caerán por completo) y su ángulo de reclinación preferido.

Con un sistema de contrapeso, el respaldo está conectado al asiento, de modo que un usuario más pesado obtendrá automáticamente un respaldo más resistente. La ventaja más obvia es que la silla no tiene que ajustarse para cada usuario, por lo que es ideal para entornos en los que la misma silla es utilizada por diferentes personas.

Por lo general, la mayor debilidad de los sistemas basados ​​en el peso es que sólo tienen en cuenta una de las dos variables que determinan la resistencia del respaldo (su peso corporal) y no la otra (su ángulo de reclinación preferido). Como resultado, te fuerza a estar en lo que los diseñadores de la silla decidieron ser el «ángulo óptimo»

La silla Steelcase Think elimina esta debilidad al proporcionarle un ajuste manual de cuatro posiciones para modificar el ángulo de reclinación basado en el peso:

– 111 °     máxima verticalidad

– 115 °     Cerca de posición vertical

– 117 °     Intermedia

– 123 °      Reclinación máxima

En este aspecto Steelcase Think no defrauda.

Silla Think, los reposabrazos:

Los apoyabrazos de Steelcase Think v2 son uno de los mejores que vas a encontrar en sillas de oficina:

Permanecen nivelados mientras te reclinabas, permitiéndote seguir usándolos en todas las posiciones.
Puede ajustarlos hacia adentro para apoyar sus antebrazos.
Puede retraerlos bastante lejos, lo que le permite moverse cerca de su escritorio; no tiene que estirar los brazos para alcanzar el teclado.
Puede tirar de ellos hacia abajo si quieres que no molesten.
Las tapas del apoyabrazos tienen la cantidad correcta de fricción para permitirle deslizar sus antebrazos sobre ellas a medida que mueve el mouse.

Los reposabrazos de las sillas Steelcase Leap o Steelcase Amia, son prácticamente idénticos. Quizás los materiales de recubrimientos de estos modelos de gama alta son un poco superiores, pero excepto en esos detalles casi insignificantes, la silla Think está al mismo nivel que los modelos Tope de gama en este aspecto.

 

Resumen

Este modelo segunda edición Steelcase Think v2,  es una buena silla ergonómica que quizás no recibe la atención que merece. Sus mejores bazas son: su buen flujo de aire (adecuado para veranos calurosos) y el exclusivo sistema reclinable que permite balanceo en cada posición y, en general, fácil cambio de posición. También tiene unos muy  buenos apoyabrazos, casi perfectos.

Y para rematar, con unos precios del orden de  840 USD o 680 EUR (IVA incluido), la silla Think parece una opción mucho más razonable que otras sillas tope de gama.

En el lado negativo, el ángulo máximo de inclinación de 123º podría ser insuficiente para algunas personas (aunque no nos lo ha parecido). También la primera impresión del apoyo en el respaldo es más bien duro, que puede no gustar a algunas personas.  Aunque es posible que después de pasar varias horas seguidas en la silla y levantarse perfectamente y sin molestias, cambien de opinión.

 

 

 

 

Leave Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!