Ir hacia arriba
Sobre nosotros

Silla de Oficina Steelcase Please II, tope de gama en ergonomía made in USA.

Las personas tienen opiniones muy diferentes cuando se trata de sillas, y siempre hay que probar una silla durante unos días en su propio entorno de trabajo antes de comprarla.

Silla Please 2 de Steelcase – Características

Silla Steelcase Please II

Si tuviera que resumir la ventaja de la silla Please II sobre su competencia, sería esta: Con las sillas Please II, siempre tendrás apoyo de la totalidad de espalda, incluso en un ángulo muy amplio de reclinación. Sin que quede un «hueco lumbar» que aparece cuando se reclina. En la siguiente imagen podréis ver a que me refiero con el hueco lumbar.

Silla de Oficina Steelcase Please 2 respaldo lumbar 2

1) El punto de montaje (anillo rojo) de la parte lumbar del respaldo no se inclina con respecto al asiento (lo que garantiza que no haya quede un hueco sin apoyar en la zona lumbar); (2) el respaldo torácico está unido al respaldo lumbar para garantizar una curva continua; (3) a medida que la parte torácica se estira en la parte lumbar, la parte lumbar gira alrededor de su punto de montaje y la parte lumbar se empuja hacia delante, rellenando la curva lumbar.

El resultado es que no solo no queda un hueco sin apoyo en la zona lumbar, sino que además la parte inferior del respaldo realmente empuja hacia la columna cuando se reclina. Además, el conjunto lumbar está montado en resortes elásticos  y se puede ajustar su firmeza para que no  sienta tampoco como te apoyaran un objeto duro espalda. Reclinarse en la Steelcase Please II, al algo que puedes hacer, sintiendo como el respaldo se articula en varias secciones independientes, como si de un ser vivo se tratase, para abrazar toda tu espalda. De una manera que sólo es igualada por la silla Liberty del fabricante Humanscale.

Sillas steelcase Please 2

Esta característica es la que marca totalmente la diferencia en cuanto a ergonomía, y que muy pocos productos de la competencia pueden igualar.

Además, el respaldo tiene un ángulo de ajuste muy amplio. Lo que le permite alcanzar un ángulo de cadera completamente neutro de 135 ° en la reclinación máxima.

Los ajustes en el Please son bastante espectaculares:

Como era de esperar, puede ajustar la resistencia del respaldo. Como beneficio adicional, obtienes un pequeño dial que muestra el número correspondiente a la configuración de resistencia actual, similar a una ventana de fecha en un reloj de pulsera: este es un buen toque que es útil cuando se comparte una silla con otras personas. En lugar de juguetear con un mando continuo sin etiqueta, todo lo que tiene que hacer es recordar su número.

Hay un botón separado, con cuatro configuraciones, que controla la firmeza de la parte lumbar del respaldo. La configuración correcta dependerá de su curva lumbar individual. Esto no es desconocido en las sillas ergonómicas, pero definitivamente no es común, así que felicitaciones a la Por favor, por tener esta característica.

Finalmente, todo el respaldo se puede mover hacia arriba o hacia abajo. Esto es algo que no he visto en ninguna otra silla, sin embargo, tiene mucho sentido: las personas tienen torsos de diferentes alturas, por lo que sus curvas lumbares se encuentran a diferentes alturas. No todas las sillas de oficina tienen soportes lumbares «ajustables en altura», y si lo hacen, a menudo son solo piezas extra de plástico rígido colocadas encima de la curva estándar del respaldo. Aquí, estás moviendo la curva del respaldo mismo.

Una vez que se haya ajustado correctamente, es probable que la silla más anatómicamente correcta que puede comprar. Digo «lo más anatómicamente correcto», no necesariamente «lo más cómodo», porque la silla Please II no es «cómoda» en el sentido en que puede serlo un sofá o un sillón bien mullido. El relleno de espuma utilizado en el respaldo es bastante firme.

Si estás acostumbrado a una silla blanda, en la silla Please 2, puede que sientas un poco como una tabla de madera diseñada ergonómicamente. Sabes que probablemente sea bueno para tu espalda, pero no te da la sensación visceral de comodidad indulgente que obtienes cuando te sientas en una silla bien acolchada como en una silla Steelcase «Leap o una Steelcase “Amia”.

¿Es esta firmeza un problema? No lo creo. De hecho, si no te convence la primera vez que pruebas la silla, me gustaría pedirte que le pruebes de nuevo. La firmeza es algo a lo que la gente se acostumbra con bastante rapidez (como lo demuestran los millones de personas sentadas en las sillas de Herman Miller), por lo que las primeras impresiones pueden ser engañosas aquí. No serías el primero que al principio, se ha quejado del respaldo rígido de la silla Please, pero después de una prueba prolongada terminó comprando la silla, y ahora habla maravillas de ella.

La espuma en la silla Please, puede ser un tanto demasiado firme, pero el limitador de inclinación es lo que más contribuye a la sensación de dureza. No tiene absorción de impactos, por lo que al alcanzar el límite de inclinación seleccionado, se siente como frena el movimiento de forma un tanto seca.

Al igual que los respaldos de las sillas Steelcase Amia y Gesture,  el respaldo de la silla Please 2, logra un buen equilibrio entre lo estable que es, y lo fácil que es cambiar de posición, a diferencia del respaldo de la silla Steelcase Leap, que se siente lenta en comparación.

El confort térmico de la Please es bastante estándar para una silla de espuma: en las comparaciones , no pudimos detectar una diferencia en el confort térmico entre las sillas Please II y Leap. No es ideal para trabajar a temperaturas superiores a 25 ° C, pero no son tan dramáticamente calurosas en verano como la silla Gesture del mismo fabricante.

Reposabrazos

Steelcase acaba de actualizar este modelo de sillas con nuevos reposabrazos «4-D», que siguen el diseño sobresaliente utilizado en sus otras sillas, como: las sillas Leap, Amia y Think. El modelo que probamos (finales del 2017)  tenía reposabrazos básicos, de plástico, sin ajuste de izquierda a derecha, y la experiencia con ellos fue mediocre .

Al menos en el modelo que probamos (que ya ha sido actualizado  con mejores reposabrazos 4D), la regulación de los reposabrazos era bastante limitada. Aunque la parte buena es que se podían retraer bastante, por lo que puedes sentarte muy cerca de tu escritorio si lo deseas. En general, no estaban a la altura del resto de componente de primera que monta esta silla.

Estamos casi seguro que estos problemas han quedado resueltos con los nuevos reposabrazos 4-D, aunque no hemos tenido aun oportunidad de probarlos. Si vais a comprarla ahora, casi con toda seguridad encontrareis el modelo actualizado.

Regulaciones de la silla Please 2

En el siguiente enlace podrás descargar el manual de montaje de la silla please 2

Silla Please 2 de Steelcase, precio

La silla Please 2 de Steelcase ronda los 1000 euros de precio, dependiendo de las características del modelo.

Conclusiones

La silla Steelcase Please II, es probablemente la silla más anatómicamente correcta que puedes comprar. Una vez que la ajustes, te quedará como un guante y mantendrá este ajuste anatómico en todo el rango de reclinación. Además mantendrá ese ajuste correcto, durante todo el rango de reclinación, que es enorme.

Aparte de eso, la silla Please es una silla sin defectos significativos. De hecho, aun siendo críticos y exigente, no podemos pasar por alto que esta silla está en los puestos más altos de las que hemos probado. Quizás su reposabrazos no sean de los mejores, pero los mecanismos que articulan las distintas secciones del respaldo son una obra de ingeniería. Puede ser una silla dura en los primeros momentos, pero desde luego es una silla que te asegura una ergonomía en una escala superlativa. Y sin bien no es barata, tampoco es de los modelos más caros de Steelcase, y es ciertamente más asequible que los topes de gama de Herman Miller.

Mercado en España

Si hablamos del mercado español, hemos comprobado que existe un gran mercado de compra/venta de este modelo de silla de segunda mano. Y esto sólo tiene sentido si estamos hablando de un producto realmente duradero y de calidad.

Aunque os parezca mentira muchos compradores eligen antes una silla “vieja” Steelcase Please II, pagando más por ella, antes que comprar nuevos modelos más básicos de otras marcas.  La respuesta a porque ocurre esto, es muy sencilla. Es simplemente un producto superior y hecho para durar, una buena inversión. En definitiva, una herramienta de trabajo sólida y confiable.

Leave Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!